COLABORA EN NUESTRO PATREON

Echo Beach: La música está prohibida

...depende de el qué...

Echo Beach: La música está prohibida 1

Una cosa que me gusta mucho del mundillo independiente es que es más sencillo ver las influencias en los desarrollos que vienen después, cómo se crean “escuelas” o al menos la forma en la que un autor puede inspirar a otros. A veces se ve en el propio juego y a veces es tan sencillo como un creador diciéndoselo a otro. Esta misma mañana, mientras cumplía con mi ritual diario de sacrificar mi alma y atención a Twitter me topé con una muestra de sinceridad que me encantó: el creador de Echo Beach dirigiéndose a Jay Tholen para presentarle su juego y decirle que le había inspirado Hypnospace Outlaw.

Se trataba de Tim Sheinman, al que igual conocen por Family, Conspiracy o Rivals. Yo recuerdo haber disfrutado especialmente con el primero, que mezclaba la escena pop inglesa de principios de los 90 con un jueguillo detectivesco. ¿Y este Echo Beach de qué va exactamente? Estamos en un futuro distópico en el que la música ha sido prohibida, y en vez de formar parte de los músicos nos toca ser uno de sus cazadores. Tendremos que infiltrarnos en su último refugio, Musicnet, y revolver entre distintos documentos para investigar quién puede ser músico… y así acabar efectuando la detención. Con el vídeo lo van a entender mejor:

Partiendo de que a mí es muy sencillo venderme un juego si tiene temática musical, creo que una de las cosas más interesantes de Echo Beach es que ya tiene un estilo. Uno se asoma a los juegos de Tim Sheinman y ya ve una serie de cosas que se repiten y se engarzan de la misma manera: el cómo construye sus puzzles y sus pedacitos de información que hay que investigar. Al final las influencias están ahí pero a la vez va emergiendo la figura del autor y lo propio. Y no me negarán que el nombre no es evocador.

Echo Beach llegará a PC el 19 de octubre y será gratuitoOjito que hay mucho más en nuestro Calendario Indie.


Página Oficial

X