Clockwork Empires: Steampunk y horror cósmico

Javier Alemán

¿Os he dicho que el steampunk me pone tontorrón?

Supongo que en algún momento hablando de Dishonored, Arcanum, Postmortem o algún juego similar, pero si no, ahí os lo digo: el steampunk me encanta. Me gusta tanto, que si por algún tipo de extraño conjuro volviera a ser joven, me haría gótico de esa facción e iría de un lado a otro vestido como Lord Herschel Huntington III, Caballero de la Reina y Viajero del Éter. Pero como eso no va a pasar, me da que me tengo que conformar con la literatura y los jueguicos como este Clockwork Empires.

Pero espérate, que no es el steampunk, es la mezcla. Porque la obra de Gaslamp Games no sólo es un dechado de HAMOR ucrónico, sino que encima pertenece a uno de mis géneros favoritos: ¡es un jodido citybuilder! En el juego encarnamos a colonos enviados por la gloriosa Reina a poblar las regiones lejanas del Imperio y hacerlas prósperas económicamente. Sólo que allí nos esperan desgracias e incluso monstruosos bichejos que harían muy feliz al amigo Howard Phillips.

Bien bonico que es, ¿eh? El juego hace lo que ya muchos del género y da personalidad y motivos propios a cada ciudadano de la colonia, además de diferenciarlos por clases sociales para que podamos explotarlos (o no) en las fábricas en busca del máximo beneficio para el Imperio.

El juego está previsto para primavera de 2014  para PC, Mac y Linux. Desde aquí estaré muy atento, mesándome los bigotes, luciendo casco prusiano y gafas de científico loco. Y vosotros id entrando en su web, que les ha quedado bien bonica.

About
Javier Alemán
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.
Showing 2 comments
  • Avatar
    Nut
    Responder

    Han invocado a Cthulhu!!? Vendido

pingbacks / trackbacks
  • […] algo original al jugador. Tienen cientos de ejemplos, desde la maravillosa saga Tropico hasta un Clockwork Empire que sigue sin abandonar el Early Access para joderme la […]

Dejar un comentario

Send this to a friend