In Análisis, Mac, PC, Recomendados, Wii U

Teslagrad

Análisis

A veces sólo se necesita un chispazo de genialidad. Y con eso creo que resumo Teslagrad. Bueno, vale me explayaré un poco más.

Teslagrad es un juego Indie en 2D que junta dos de los géneros más bonitos cuando hablamos de INDIE: plataformas y puzzles. Vale, ahora que ya he captado su atención, permítanme subir la apuesta. ¿Y si les digo que el juego apuesta por una estética requetebonita que parece sacada de una película de animación de los años 90.

Ahora voy a romper sus carteras (si es que las ofertas de Steam y los sucesivos Humble Bundle no lo han conseguido aún) ¿Y si les digo que durante el juego conseguimos artefactos eléctricos que parecen sacados del laboratorio del mismísimo Tesla?

Y digo parecido, porque a pesar de lo que el nombre de este título independiente noruego pueda parecer, el juego no guarda absolutamente ninguna relación con Tesla más que su obsesión por desarrollar aparatos que pudiesen transmitir la electricidad. El juego es un guiño a este inventor, caído en desgracia a la sombra de Edison, en sus mecánicas.

Pero antes de meternos con las mecánicas, permítanme introducirles en el mundo de Teslagrad. Somos un niño pequeño, que fue abandonado por su padre (que ya llevaba un misterioso artilugio a la espalda). Años después, en una noche lluviosa nos vemos obligados a huir de la ciudad cuando unos soldados vestidos de rojo empiezan a perseguirnos. En esta huída acabamos en un castillo abandonado, lleno de trampas con dispositivos eléctricos.

Este castillo posee teatros de marionetas, mediante los cuales iremos desentrañando la historia de este misterioso universo y el motivo por el cual nuestro padre nos abandonó empieza a ser tan claro a la luz de los destellos provenientes de nuestros nuevos guantes.

El juego eso sí, posee algunos fallos, como puede ser la evidente desorientación al comienzo del castillo, cuando realmente no sabes qué haces allí y si lo que pretenden es que busques una salida o que sigas adentrándote mas. Les recuerdo que comenzamos en el castillo huyendo de los soldados, por lo tanto, lo lógico sería tratar de encontrar una salida que nos aleje del peligro, no meternos dentro del castillo.

Así, el juego parece haber sido diseñado para jugarlo con mando. A mí particularmente me resultó insufrible jugar con teclado, ya que los poderes están ubicados en las flechas de dirección del teclado, muy alejados de los controles de dirección (los tradicionales AWSD). Además el juego pretende que resuelvas los puzzles con mecánicas basadas en la agilidad de plataformas

Otro aspecto que me disgustó profundamente fue que durante el juego hay una especie de pergaminos en zonas muy aisladas, pero que no parece que necesitemos coger. Un bonus, objeto coleccionable o demás, como en otros muchos juegos en los que son una parte opcional. Así parecía serlo, hasta que me di cuenta que para llegar al jefe final del juego era necesario recoger al menos la mitad de estos artefactos, y me vi buscándolos por el castillo, volviendo a resolver pruebas que ya había resuelto y que no me apetecía volver a desarrollar.

Por lo demás, el juego es divertido, muy profundo y bastante largo (a pesar de que ya existen speed runs de poco menos de una hora), el juego se basa en la prueba y error. En muchos puntos deberán tomarse un descanso y volver con la mente despejada, porque muchas veces lo que creemos que es una prueba de agilidad, sólo es un puzzle de entorno.

El juego eso sí, es claro y las pruebas no son imposibles, pero tampoco evidentes. Algunas nos harán rascarnos el coco unos minutos, y otras pensar en qué se basa la tecnología de nuestros artefactos para entender la lógica de la prueba. Eso sí, nunca fallarán la prueba porque esta esté mal configurada. Ese error será suyo y sólo suyo.

En definitiva, Teslagrad es un juego muy recomendable, que les dejará un buen sabor de boca. Si están acostumbrados a jugar en teclado, vayan a por ello, de lo contrario les recomendaría que compren la versión de WiiU o que adquieran un mando para que la experiencia sea placentera y no un quebradero de cabeza al enfrentarse a jefes finales.

Recomendado-Nuevo
Pincha en la imagen para saber más sobre "Recomendados"
Danny Panizo
Danny Panizo
Una vez me dijeron que perdía el tiempo con los videojuegos. Desde entonces no hay día "que no pierda el tiempo" amándolos. Escribo y diseño entre partidas. Un juego es narración, interacción y emotividad, no gráficos y hype. Por eso el Shenmue es el mejor juego de la historia.
Showing 2 comments
    pingbacks / trackbacks
    • […] como Kholat, This War of Mine, Layers of Fear, Limbo, INSIDE, Jotun, la saga ARMA, la saga Trine, Teslagrad u Owlboy, por mencionar unos cuantos. Puede que el ideal al que aspirar sea el de UK, Canadá e […]

    • […] de gentuza variada no es la más original que encuentre uno en lo indie (o fuera, ahí está en Teslagrad o hasta en Dark Void), pero Eon Break parece que gana mucho fiándolo todo a una jugabilidad […]

    Leave a Comment

    Send this to a friend