COLABORA EN NUESTRO PATREON

Análisis: Crysis 2

Análisis: Crysis 2 1

Hay desarrolladoras más laureadas que otras sobre todo debido a su política de trato con sus productos, done ciertos estudios ponen más empeño en sacar al mercado un producto que sea lo más redondo posible. Crytek es una de esas compañías que ahora deberemos tener en cuenta siempre, pues su pequeño  currículum tan solo formado por el primer Far Cry y los dos Crysis, han demostrado sobradamente que pueden competir de tú a tú con algunas de las compañías más destacadas, convirtiéndose en una de las mejores desarrolladoras de videojuegos que existen actualmente.

Cuando el primer Crysis fue lanzado para compatibles en 2007, nadie no podía ocultar su sorpresa y fascinación por el mastodóntico apartado gráfico y técnico que el título hacía gala. Sin embargo, una mala campaña de marketing, y unos requerimientos técnicos demasiado altos para un PC de gama media, impidieron que muchos pudieran disfrutar de la bestia parda que Crytek había engendrado.

Crytek no iba a quedarse de brazos cruzados con su título ni mucho menos, sobre todo después de el desarrollo tan largo que tuvo su motor gráfico llamado Cry Engine. La alianza con Electronic Arts supone así no solo la creación de una secuela, sino una remodelación, solo en parte, de la idea que supuso el primer Crysis para hacerlo mucho más abarcable a todo el público.

Nos guste o no, las consolas de sobremesa son ahora el sistema de hardware por el que los usuarios consumen más software, así que Crytek tenía que esmerarse en adaptar el Cry Engine para XBox 360 y Playstation 3 para alcanzar un radio mayor de usuarios, sin olvidarse de sus fieles seguidores del PC. El resultado es soberbio: Crysis 2 sigue siendo tan bueno como fue el primero en PC, aunque con matices, y con unos ports excelentes para consolas de sobremesa sin que la experiencia haya perdido ni un ápice de encanto o de genialidad.

Análisis: Crysis 2 3

Aunque se haya modificado en parte la propuesta, Crysis 2 mantiene la misma esencia jugable que su antecesor, sólo que ahora la acción se traslada a una Nueva York invadida por una raza extraterrestre a la que deberemos enfrentarnos con un grupo de supervivientes mientras una facción enemiga trata de hacerse con el traje que lleva equipado nuestro protagonista.

Cabe decir, que pese a que la historia no supone en ningún momento un trabajo remarcable, cumple sobradamente su propuesta, haciéndose en todo momento bastante interesante y llena de matices gracias a los numerosos e-mails que podremos ir recolectando a lo largo de la aventura que nos ayudarán a profundizar más allá de la trama argumental que se va desarrollando mediante secuencias de video y de flash-backs entre niveles, junto con algunas conversaciones por radio que se desarrollan en tiempo real mientras estamos jugando.

Análisis: Crysis 2 4

A lo largo de los niveles que componen el título, iremos recorriendo enteramente la ciudad de Nueva York haciendo frente tanto a humanos como a la raza alienígena  del modo en que a nosotros se nos antoje más apropiado, gracias a la versatilidad que nos brinda el nanotraje que llevamos equipado. Dicho dispositivo cuenta con una serie de mejoras que podremos ir adquiriendo a medida que vayamos eliminando a los alienígenas, brindándonos múltiples posibilidades a la hora de resolver las diferentes escaramuzas en las que nos veremos envueltos.

Puede que la primera toma de contacto sea un poco caótica, pero con un poco de práctica, seremos capaces de usar nuestro traje para hacernos invisibles y asesinar a nuestros enemigos por la espalda, reforzar nuestro blindaje, detectar enemigos a larga distancia, hacer menos ruido al movernos junto con un abanico de posibilidades muy encomiable. Esto nos permitirá resolver cada enfrentamiento de la forma en que nos venga en gana, ya sea pasando inadvertido y asesinando a nuestros adversarios sigilosamente o hacerles frente con nuestro armamento en combates directos, sirviéndonos de cualquier elemento del escenario para protegernos, e incluso emplear objetos para lanzárselos a nuestros enemigos.

Si a todo ello le añadimos unos escenarios variados y sobre todo, muy amplios, la experiencia se enriquece, haciéndola muy satisfactoria y alejándose de todos esos shooters estereotipados que tan acostumbrados estamos a ver y que no destacan por su excesiva linealidad. Cabe decir, que esa libertad de acción también tiene ciertos matices, pues Crysis 2 hace gala de un desarrollo más cinematográfico que el primero, con algunos scripts de por medio y con un desarrollo algo más lineal que se pronuncia sobre todo en sus últimas fases.

Sin embargo, la sensación de que el jugador tiene el poder para resolver cada situación como desee, permanece en todo momento. Y pese a que haya ciertos scripts, el título de Crytek no abusa de ellos, y son seguramente los más espectaculares que se hayan visto jamás gracias a la desenvoltura en que trabaja el motor gráfico, donde veremos toneladas de hormigón derrumbándose a nuestro alrededor con una fluidez y un realismo pasmosos.

Análisis: Crysis 2 5

Contaremos con un visor con el que podremos señalar a larga distancia la situación de todos nuestros enemigos para poder estudiar sus rutas, e incluso ver donde podremos refugiarnos para conseguir munición, haciendo que el desarrollo gane un componente táctico muy significativo. Las posibilidades que nos brinda el nanotraje van más allá de las aptitudes de cualquier ser humano, por lo que podremos realizar saltos de gran altura y de larga distancia, para, por ejemplo, saltar de azotea en azotea y liquidar a nuestros adversarios desde arriba o bien bajar a la calle, hacerse con un tanque y provocar una tremenda lluvia de balas. Incluso podemos atacarles por la espalda ocultándonos bajo el agua.

Los enfrentamientos destacan no únicamente por esa variedad en la forma en cómo decidamos afrontarlos, sino que también hay una rica diversidad de escenarios, así como varios tipos de enemigos que componen la raza alienígena, haciendo que tengamos que utilizar armamento o realizar acciones especificas para acabar con ellos.

Para aquellos que os gusten las armas podéis respirar tranquilos, ya que este es otro de los puntos fuertes, que insufla aún más variedad al título de Crytek. Cabe destacar en este sentido la enorme y generosa cantidad de armas disponibles, con múltiples opciones que nos permiten modificar su mira, silenciadores o fuego segundario. Dependiendo de cuáles llevemos, los tiroteos se deberán afrontar de formas distintas.

La IA enemiga es bastante buena, pero no alcanza el nivel de sofisticación que hemos podido ver en la saga Halo o la de Killzone, incluso el juego adolece de una serie de bugs que hace que en ciertas ocasiones los enemigos no se comporten de forma racional y se pongan siempre a caminar delante de una pared. Son errores menores, a los que no daremos demasiada importancia mientras estemos en plena refriega, pero Crytek haría bien en arreglarlos.

Hay otro par de características que diferencian a Crysis 2 del resto de juegos de su mismo género. Una sería su duración, muy por encima de la media. Es difícil determinar cuánto nos puede durar, pues de ello depende de cómo afrontemos los combates, si optamos más por la vía estratégica o si somos más amantes del gatillo fácil. En cualquier caso, la primera partida nos debería durar entre unas 12 o 15 horas.

Otro punto a destacar es su dificultad, algo más exigente que la competencia. Esto no es debido a que sea un título más exigente que los demás en general, sino que el uso de puntos de control o de check points no es tan generoso, haciendo que en el caso en que muramos, tengamos que repetir prácticamente toda la fase, y en ocasiones esos periodos de tiempo son bastante prolongados.

Análisis: Crysis 2 6

Gracias a todo este variedad de posibilidades, el título es muy rejugable y duradero. Es difícil no querer repeitr la mayoría de las fases que componen la campaña y resolverlas de modo distinto.

Como viene siendo habitual en esta generación, Crysis 2 también dispone de un modo multijugador online, creado por una compañía externa llamada Free Radical Design, creadores de la saga Timesplitters en la anterior generación (cuánto os echo de menos).  Existen seis modos de juego como podrían ser los típicos capturar la bandera o enfrentamientos todos contra todos o por equipos. También existen cuatro tipos de clases, pero siempre podremos crear nuestro soldado a nuestro antojo.

Y aunque todo lo que tiene ya se ha visto anteriormente, las capacidades del nanotraje en la campaña también se reflejan en el modo online, otorgándole cierto aire fresco y diferenciándolo de la competencia, pudiendo afrontar incluso los combates de forma más táctica. El máximo nivel que podemos llegar a alcanzar es el de 50, obteniendo experiencia a medida que vayamos liquidando a nuestros adversarios o vayamos ganando las diversas modalidades, siendo incluso posible la recolección de chapas de los enemigos caídos, vamos como en Call of Duty.

Análisis: Crysis 2 7

Si indagamos en su apartado técnico, la adaptación del Cry Engine en consolas es soberbia, sin que ello haya lastrado la experiencia que trata de ofrecer la saga Crysis tal y como fue concebida para PC. Quizá se hayan visto un tanto reducidos los escenarios, pero sólo en parte, nada molesto que lastre su jugabilidad. Todo ello sin contar que todo aquel que lo juegue, se quedará boquiabierto en numerosas ocasiones. Es increíble el nivel de detalle que goza cada uno de los escenarios, sin contar que todas las áreas de Nueva York son perfectamente reconocibles. La carga gráfica empleada es inmensa sobre todo por la calidad de sus texturas y demás efectos, junto con una fluidez y naturalidad en las animaciones pasmosa, sin que en ningún momento el motor se resienta o se ralentice. Agua o fuego lucen extremadamente bien, junto con variados efectos de luz y una muy buena física.

El apartado sonoro no se queda atrás, brindándonos una variedad de sonidos enorme, ya sean por las diferentes armas, fácilmente reconocibles por su ruido al disparar, como el enorme plantel de explosiones o impactos de bala dependiendo del material en el que impacte. Todo ello sin mencionar los efectos ambientales como podrían ser el fuego, el aire o el agua o el ruido de la vegetación. Un trabajo sublime que hasta justificaría la compra de un Home Cinema ya solo para paladear su apartado sonoro.

También dispone de una buena banda sonora, cuyo tema principal está compuesto por el grandioso Hans Zimmer (Gladiator, Origen) cuyas melodías se asemejan bastante a las últimas obras que hemos podido oír del compositor con un tono épico y con una marcada tendencia electrónica.

Como viene siendo habitual de EA, el juego viene completamente doblado al castellano, y muy ejemplar hay que añadir, con voces muy reconocibles tanto en el cine como en la televisión. Todo aquel que lo quiera disfrutar en versión original puede hacerlo, pero la localización española es muy notable, pese a que a veces las voces se oigan a un volumen algo bajo entre tanto tiroteo y destrucción.

Análisis: Crysis 2 8

Crytek se merece todo el respeto y un estruendoso aplauso por haberse propuesto continuar con su saga sin renegar de sus orígenes y a la vez adaptándolo a consolas de sobremesa sin que la experiencia en PC pudiera resentirse. No sólo lo han conseguido, sino que han sabido colmar unas expectativas terroríficamente elevadas por un gran número de aficionados, ya sean seguidores del primer juego, como aquellos que su adaptación a consolas les permitía su primera toma de contacto.

Si a veces nos quejamos de la poca frescura que imperan los shooters de hoy en día, también hay que reconocer y premiar cuando las cosas se hacen verdaderamente bien. Crysis 2 no es un FPS, es EL FPS por excelencia. Y a pesar de que todavía nos queda un buen recorrido este año en cuanto a shooters se refiere (Rage, Battlefield), independientemente de cuál se declare vencedor, Crysis 2 siempre será recordado no como un gran juego, sino como un enorme juego gracias al mimo impuesto en cada una de sus características, aportando aquello que deseamos y no vemos en la actualidad en los FPS.

Pocas veces estaremos ante un título tan completo y cuidado en cada una de sus vertientes. Crysis 2 no es una obra mestra, todo lo que propone ya ha sido inventado y lo hemos visto en demás títulos, pero lo ejecuta con una solvencia ejemplar, junto con un apartado gráfico capaz de dejarnos en estado catatónico, un increíble espectáculo visual (pese a ser un tanto reticente a los scripts, son una jodida pasada, los mejores que he visto como jugador en un FPS y quizá en cualquier otro juego) que hará que el resto de juegos nos sepan a poco. Poco importa que una versión sea superior a la otra, o que una tenga un seto de más u otra tenga un mayor nivel de detalle o nítidez. Lo importante en Crysis 2 es tenerlo, independientemente tengamos un PC, una PS3 o una X-Xbox 360. Gozaremos de una rica y enorme experiencia en FPS que prácticamente ya parecía olvidada. Una bestia en todos los sentidos cuya experiencia es una de las más satisfactorias que nos podemos echar ahora mismo a la cara.

Lo mejor: El nanotraje y las posibilidades que nos ofrece. Generosamente largo y muy rejugable. Sus espectaculares gráficos (scripts, efectos de luz, texturas, física) harán que vuelvas a creer en el amor. Variado y con múltiples posibilidades de afrontar los enfrentamientos. Online con bastante carisma.

Lo Peor: Se hace algo más lineal en sus últimos compases.  Ciertos bugs que afectan a la IA enemiga resintiendo la experiencia. Puede ser un poco complicado dominarlo al principio.

X