In 1001 Videojuegos que debes jugar, Análisis, PC

Entradas relacionadas

Alberto Venegas
Alberto Venegas
Licenciado en Historia, doctorando en Historia Medieval, arqueólogo en prácticas, redactor y escritor novel, apasionado de las aventuras gráficas, la alta estrategia y los juegos de rol.
Showing 4 comments
  • Javier Alemán
    Javier Alemán
    Responder

    Qué maravilla, oiga.

    Yo a Heretic apenas le di, pero recuerdo estar muy enganchado de pequeño al Hexen. Me parecía flipante el poder elegir la clase de personaje y que la ambientación fuera tan distinta de la de Doom. Juegos para recordar y reivindicar 🙂

  • Avatar
    Joel
    Responder

    Creo que el autor está mezclando recuerdos de Heretic con Hexen, porque Heretic era prácticamente Doom pero con un “facewash” ambientado en un mundo de mágia y demonios, no podias elegir personaje como describe, ni usar puños o espadas, el arma más básica era el bastón, que obviamente no se quedaba sin munición, pasando por diferentes báculos, fue en Hexen donde podías elegir entre tres diferentes personajes, usar puños y espadas.
    Heretic tiene un diseño de niveles hermoso, muy superior a lo visto en Doom y Doom 2, lamentablemente algunos niveles son tan complejos que requieren buscar en internet una guía o dos.

  • Avatar
    Jesús
    Responder

    Pues el gran olvidado y que no sale ni en la tienda de steam ni en gog es el Heretic 2. Cambiaba a tercera persona y fue de los primeros realmente bien hecho para la época. Recuerdo haberlo jugado y disfrutado a tope, tanto o más que un primera persona. Había plataformas, puzzles, acción y magia como en los de primera persona, mapeado extenso, secretos y una buena historia. A lo mejor alguien lo tiene más fresco en mente, yo tengo un recuerdo general de este.

  • Avatar
    Dasher
    Responder

    Exacto, Heretic y Hexen eran diferentes pero ambos geniales, aún recuerdo esas tardes hechando unos vicios..madre mia que recuerdos!

Dejar un comentario

Send this to a friend