En Especiales

Escuchaba entre los múltiples corrillos de enterados, enteradillos y charlatanes varios que el Gamefest es una feria para vender.Así es como en este país criticamos algo cuando no tenemos demasiado claro que es lo que nos jode, pero nos jode. Porque esto es así, uno ya puede asistir gratis con su pase de pseudo-prensa durante cuatro días, con su sala para pseudo-prensa (botellitas de agua gratis incluidas) que si nota que alguien además de él se está beneficiando del asunto…pues le jode. Porque claro, esto no es el E3, ni la Gamescom. Allí la gente va por amor al arte, a mostrar sin ningún tipo de ánimo de lucro sus últimas creaciones, porque son alemanes o norteamericanos, las dos razas superiores (¡heil yanki!) y si se hace algo en esta España mía, esta España nuestraaaa siempre ha de tener un interés oculto. Yo como soy imbécil y no suelo enterarme de nada me pareció que la cosa había mejorado mucho con respecto al año pasado, que si la intención final era pasar por caja, al menos se habían molestado en que lo hicieses con alegría. Así que asumamos la maldad inherente al ser humano y que la condición de la feria es la total servidumbre de las tiendas hacia las distribuidoras y viceversa y pasemos a comentar que sucedió en su interior durante tres días y medio.

Si de algo sirve el Gamefest es para entender el microcosmos del jugador patrio. Su interior es como un engendro multiforme donde se dan la mano los títulos de bailes epilépticos con hardcoretas FPS Next-Gen, y comparten el mismo espacio jugadores de Mario Kart 3DS con caballeros que sucumben a los encantos de las mozas ataviadas con atuendo de extraradio que promocionan el nuevo Need for Speed. Observar las miradas embobadas de jóvenes (y no tan jóvenes) hacia las adolescentes que prueban Kinect mientras están en la interminable cola de CODMW3 supone un encuentro con la realidad que no lo supera ni la mejor encuesta del CIS. Mientras esto sucede, las salas donde se realizan conferencias están prácticamente vacías, a menos claro que la conferencia sea para mostrar un nivel en exclusiva de Uncharted 3 o acerca del propio CODMW3. Entonces el tema se peta y todos son risas y alegrías, pero al pobre Paco Suarez no va a verle ni dios.

Ahí dentro había un señor o señora. True Story

Las salas de conferencias estaban en el punto más alejado posible del resto de la feria, no se si fue algo premeditado pero sirvió como perfecta metáfora del alejamiento del usuario medio con la industria. Recorrer el camino hacia cualquier charla era un viaje de Caronte por pasillos deslizantes donde el ruido ensordecedor daba paso a la paz eterna. Al final de de esta travesía se encontraban los chicos de MondoPixel reivindicando una crítica digna para el sector, Paco Suarez asegurando que la única culpa del final de “La edad de Oro” del Software Español era únicamente de las propias desarrolladoras españolas, conciertos de 8 bits que merecen una entrada (o dos) para ellos solos y Jesús Fabre presentado su The Gamer Inside. La tierra prometida para cualquier pecador del pixel. Si bien nuestro particular Valhalla llegó con la conferencia “Detrás de los Muros de la Abadía del Crimen“, donde los orgasmos de alguno de los asistentes compitieron con nuestras caras de mártires beatificados.

Luego también había juegos, un montón. Pero nosotros somos la jodida élite del sistema, la piedra más alta de eslabón evolutivo, así que nos dispusimos a hacer cola junto con el resto de los mortales para poder ver de cerca esa cosa llamada PSVita. Si, llevábamos bien identificados nuestros distintivos con el pase de prensa, si, no nos hicieron ni puto caso. Ahora bien, la cola completa tuvo que desplazarse varios metros para que los hardcores de Telemadrid hiciesen su entrada y enlazasen un travelling de PSVita con unos tipos que bailaban raro y vestían con demasiados colores para su edad, para terminar con la reportera hablando de que tecnología y diversión tenía cabida en esta feria, hecha para grandes y pequeños, abuelos y nietos, judíos y palestinos. Eso es una elipsis y no las de Almodovar. Total que entramos, probamos, flipamos diez minutos y nos fuimos. Vita es la hostia en verso y su Uncharted es un escupitajo a la cara hacia todos aquellos que pensábamos que Sony no tenía ni puta idea de hacer consolas portátiles. Venderá tritones.

Zzzerotime y su anillo de poder

Después nos fuimos a fumar, que aquello había que celebrarlo.

De vuelta en el pabellón decidimos que queríamos promocionarnos. Teníamos tarjetas de visita nuevas y yo me había hecho un tocado monísimo que engrandecía, aún más si cabe, mi descomunal cabeza. Así que fuimos al stand de Koch Media, donde un atractivo varón, cortés con las damas, encantador con las ancianas y firme con los caballeros que acudían a su animada conversación nos obsequió con un rato de su elocuente sabiduría mientras nos enseñaba retratos de los últimos niños que acababa de apadrinar y de un gatito que había rescatado esa misma mañana de lo alto de un árbol donde un asesino en serie de felinos lo acosaba con una aspiradora. Quedamos en que le envíaríamos cada enlace donde hablásemos de su magnífica empresa y él a cambio nos obsequiaría con cientos de juegos en edición limitada ¿Por donde iba? Ah si, Koch Media. Lo dicho, son todos un ejemplo para nuestra raza.

Ya que estábamos allí nos propusimos disfrutar de su estupendo stand y echamos una partida a Asura’s Wrath. Es un precioso QTE de media con la misma interacción que Dragon’s Lair, solo que más facil. Como contra punto allí estaba Street Fighter x Tekken donde Zzzerotime partió la pana a quien se le puso por delante con su habitual saber hacer. Buena pinta, muy buena pinta. Yo por mi parte me atreví con Resident Evil: Operation Raccoon City y es más o menos como esperaba, una mezcolanza sin sentido de géneros donde la patada  tiene más poder que un misil tierra-aire. A Dragon’s Dogma no jugué, pero lo miré un rato y lo que vi me gustó. No es mi tipo de juego pero parece que cumple lo que promete. Me alegró ver el Deus Ex: Human Revolution por allí y comprobar que la gente está tan fascinada con él como yo. Me quedé un rato mirando Catherine por si salía alguna imagen con dos rombos pero no vi nada, eso si, desde Koch Media nos aseguraron que el año que viene lo distribuirán completamente localizado en nuestro idioma. Por último estuve jugando un ratico a Rage y comprobando como Carmack es capaz de medírsela con cualquiera a estas alturas. Pinta para ser un grande.

Gente Hardcore Vol.1

En otra parte de la feria los grandes onvres de Koch Media habían preparado unas demostraciones de Hitman Absolution y del nuevo Tomb Raider. Tras introducirnos en una carpa donde hacía el ambiente über-cargado se mezclaba con una temperatura que definiría como “frialor” nos enseñaron un nivel donde Hitman tenía que escapar de una biblioteca atestada de policía que intentaban capturarle. La demo la estaba jugando uno de los desarrolladores de IO-Interactive, cosa que mola, y en ella pudimos confirmar que nuestro asesino calvo tiene un buen futuro por delante. Sobre todo si se puede desactivar una opción llamada “instinto asesino” que no sólo nos indica la posición de los guardias, sino que encima nos dice la dirección que van a tomar. Eso no es hardcore tío. Ahora hacemos un punto y a parte para hablar del nuevo Tomb Raider ¿Por qué? pues porque la demo la jugó esta señorita.

Mírame a los ojos

 

Ahí la tienen, Meagan Marie, Community Manager de Crystal Dynamics. Con dos cojones. Allí estuvo la muchacha jugando una partidilla a Tomb Raider mientras el personal no paraba de gritarle bonitos piropos castizos. El juego bien por cierto, sobre todo si se puede desactivar una opción llamada “instinto de supervivencia” (no, no están teniendo un Déjà vu) que te indica el camino a seguir en todo momento. Era gracioso ver como insistían en que había total libertad a la hora de elegir el camino mientras éste se iluminaba. Aún así nos gustó bastante y no me cabe duda de que era la única manera de revivir una saga que llevaba en coma demasiado tiempo.

 

Y hasta aquí la primera parte de nuestra visita al Gamefest. No se pierdan el segundo y último capítulo. Habrá persecuciones, equívocos, chascarrillos y grotescos cosplays.

 

 

Artículos relacionados
Mostrando 4 comentarios
  • zzzerotime
    Responder

    Bueno en la parte que me toca, tengo que decir que la PSVita es algo más impresionante que la PSP en su momento si se me permite la comparación, sólo que sin ese sentimiento de novedad que sólo ocurre la primera vez, si se me permite la comparación. Al tacto es ligera, el feeling de los analógicos y botones es cojonudo, pero no tanto el del select y start… están como hacia dentro y a nadie le gustaron. Por otra parte, el stand de Koch Media fue el más molón de la feria en el sentido más amplio del término, una gran idea que pudiéramos jugar a cualquier cosa nueva. Por cierto, las dudas que tenia respecto al Street Fighter x Tekken  se han desvanecido, la integracion entre los personajes es una auténtica gozada.

  • Dr.Alemán
    Dr.Alemán
    Responder

    No quitaba ni una coma del artículo, es maravilloso. A ver si para el próximo aparezco yo también por allí y voy endosando mi libro a quienquiera que se me acerque.

    Por cierto, me deja muy jodido lo de Asura’s Wrath, para mí empezaba a ser un referente, no sólo en los videojuegos, sino respecto a la vida que deseo llevar. MAL.

  • zzzerotime
    Responder

    Que sepas que te echamos mucho de menos Doc.

  • redhotgalego
    redhotgalego
    Responder

    Da gusto ver que por fin se van haciendo cosas grandes de este tipo en España. Pero aquí siempre igual, el otro día me quedé con el detalle de que cubriendo la noticia en A3 dijeron “los adictos a los videojuegos” para referirse a los asistentes, en lugar de decir aficionados. Es un pequeño detalle que podría parecer carente de importancia pero para mi es muy significativo de cómo están las cosas. En cualquier caso haré lo posible para poder asistir el año que viene.

    P.D.: joder con Tomb Raider…

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies