Mi vida de la consola al PC

Mi querido compañero de blog Javier Alemán, en su momento, escribió un excelente artículo en el que explicaba enérgicamente los motivos que le habían llevado a dejar de utilizar consolas y centrarse en un PC como plataforma de videojuegos principal. Pasado un tiempo, yo también me he convertido, y en este artículo cuento no sólo los motivos que me han llevado a tal cambio, sino la evolución de una persona que históricamente siempre ha jugado con consolas, hasta que pensó que el PC realmente era una mejor opción. Que nadie cambie de canal, os prometo que seré breve.

Fase unicelular

Lo primero que recuerdo es que era capaz de montar los componentes de un Spectrum ZX (TV, cassette etc) desde que tenía 7 años. Aunque es cierto que en aquél entonces intentaba programar cosas en BASIC, principalmente lo utilizaba para jugar, así que se muy bien lo que es esperar 7 minutos a que cargue un juego, para luego ver una pantalla negra con borde blanco que te devuelve al promt de BASIC. También se romper ordenadores a puñetazos jugando al Livingstone Supongo, y como romper el diseño de un juego añadiéndole vidas infinitas a través de pokes, o frustrarme al no ser capaz de terminar Manic Miner, o Abu Symbel, o tratar de averiguar que había que hacer en The Trap Door.

Mas tarde me sentí estafado, porque en España se empezó a anunciar la NES, y mis amigos más cercanos la tenían. Así que yo debí hacer las cosas muy bien y en unos reyes me regalaron la consola. Las cargas instantáneas y los juegos similares a lo que había en los recreativos quizá fue lo que más me llamó la atención. Claro que después de haberme enfrentado a títulos infernales en Spectrum, tenía paciencia suficiente como para afrontar la gravedad del salto de Super Mario. la verdad es que juegos originales creo que llegué a tener seis o siete, pero el autobús que nos llevaba de casa al colegio se convirtió en un autentico centro de negocios, así que pude intercambiar mi querido Batman por otros títulos como la saga Megaman, o el Track and Field II por el punchout y luego por el Duck Tales… otras veces nos juntábamos en casa del niño rico para jugar a toda su colección de juegos, TMNT, Chip n Dale, Ghost \’n\’ Gobblins etc. Recuerdo estar en Galerías Preciados con el Walkman autoreverse recién estrenado mirando los stands con juegos de NES que nunca podría tener. Era complicado explicar a un padre el motivo por el que necesitabas tener otro juego.

Morula

A la par que yo estaba totalmente sumido en el universo Nintendo, mi mejor amigo tenía un Amstrad CPC con diskettes que cargaban rápido juegos que yo no tenía, o versiones mejoradas de los que tenía aún en el Spectrum ZX. Mi amigo me llamó el día que se lo compró para que intentáramos averiguar cómo cargar algún juego de los que tenía. Nos pedimos en el Centro Mail nuestros “packs de cine” que en su día lo petaron fuerte. Recuerdo especialmente que en Spectrum era un infierno cargar el Cazafantasmas II, porque primero había que cargar el menú, luego la primera fase, luego la segunda… y mi amigo simplemente como mucho cambiaba de diskette. Mi vecina tenía un Commodore 64 y yo la pervertí con los juegos, ya que ella los tenía en un armario y los descubrimos, eramos pequeños no penséis cosas raras.

La primera consola portátil que vi fue la Game Boy. La trajo un amigo a mi casa, que por lo visto sus padres se la habían comprado en EEUU, y en los cartuchos tenía eso de “THIS SIDE OUT”. El tetris y el Amazing Spiderman fueron suficientes para que mis ganas de tenerla aumentaran de forma exponencial. Quizá lo de que entraba en un bolsillo estaba cogido con pinzas, pero la batería duraba mucho, y era una gozada poder jugar donde fuera, aunque ese donde fuera siempre era sentado/tirado en el sofá del salón, o en la piscina. La Game Gear era algo inalcanzable y poco portátil por lo que pude usarla (ese Castle of illusion) y la Lynx no llegué ni a verla más allá de las revistas.

División Celular

Mis primos eran los que lo petaban más fuerte siempre. Mientras yo estaba haciendo todas estas tonterías, ellos jugaban con su ordenador y los diskettes de 5 1/4, y para mi aquello era muy hostil, no conocía a nadie que los usara y los juegos que cargaban eran muy diferentes de los que había visto en las otras plataformas. Siempre tenían de todo lo último y me enseñaban todo, y yo siempre quería ir a su casa a trastear. Yo creo que les debo mucho de lo que soy hoy.

Pasados unos años, la cigüeña me trajo una Super Nintendo, y entonces la pobre NES se quedó en una caja de zapatos con sus mandos y juegos que aún conservo impolutos por mi particular manía de guardar cajas e instrucciones sin apenas haberlas tocado y con mucho cuidado. Esa caja de zapatos está guardada en un trastero y sigue perfectamente impoluta y funcional, y la tengo mucho cariño, por eso creo que hay un componente muy emocional en este mercado.

Recuerdo la Super Nintendo como la mejor consola. Tenía un catálogo de juegos increíbles que siempre recordaré, y me encantaba el tacto del mando respecto a la anterior generación que era más incómodo, y además con muchos más botones. En ese momento mi amigo se distanció de los juegos para convertirse en un salvaje, así que perdí de vista su amstrad, y el spectrum ZX hacía tiempo que ya estaba guardado en un lugar que descubriría pasado un tiempo. No obstante, mi padre compró un Pentium 266, y como no había más sitio en la casa, lo colocó en mi habitación ante la mirada envidiosa de mi hermana. Ese momento supuso un antes y un después.

Durante una temporada varios años me iba a Inglaterra de intercambio, y en la casa en la que estaba tenían una Megadrive, en la que pude acabar con muchos mitos. Se que en este blog hay auténticos fans de esta consola, pero cuando jugué la primera vez a Sonic realmente no supe cual me gustaba más, si Mario o Sonic, aunque la versión de Street Fighter no me gustó. Tenían una excelente colección de juegos que me hizo entender que había algo más allá de la Super.

Gastrulación

En esa época aprendí muchísimo, porque descubrí que realmente me encantaba la informática, pero de forma no muy consciente. Twinsen empezaba a pasarse por mi casa para enseñarme cosas, y arreglar problemillas cuando aún tenía pelo, y alimentaba mi cerebro de auténticas joyas en forma de juegos para PC que yo intentaba usar en mi equipo, y muchas veces era complicado porque no tenía los requerimientos mínimos. Así que para alguien que venía de las consolas, eso era como volver a la época del ZX Spectrum… no poder disfrutar un juego por las limitaciones de la máquina y además añadiendo complejidad al sistema que me desconcentraba de mi objetivo, que era jugar.

El siguiente PC que tuve, ya me lo monté yo por componentes, en una época en la que ya tenía una PSX, un cambio de generación que me dejó completamente flipado, sobre todo cuando jugué a la demo de tekken 2 que venía con la consola, y mi primera interacción con Wipeout. Aunque claramente me lleve un tortazo en la cara cuando jugué al Resident Evil. Era una época en la que las conversaciones en el instituto relativas a videojuegos empezaban a ser muy reales, y a mi eso me llamaba mucho la atención. Conversaciones del tipo “tienes que coger un cuchillo que está en el tercer cajón y abrir una puerta”.

El PC como tal seguía estando en mi vida, aunque jugaba mucho más a la play, en el PC me dediqué a aprender a cargarme el sistema operativo, y a instalar linux hasta que conseguí hacerlo funcionar, fue una época muy dura eso de no tener internet o muy poco internet para poder consultar cualquier cosa. Poco a poco mi entorno familiar me fue considerando técnico informático, y tenía que arreglar ordenadores por aquí y por allí. Que poquito agradecido es ese mundillo, que en otro momento y quizá hasta en otro blog explicaré. por ser demasiado off-topic.

Desarrollo y diferenciación

Empecé a valorar que para poder jugar en el PC tenía que gastarme un dinero en una tarjeta gráfica, memoria, etc, pero tenía que irme a mi habitación. Me compré una tarjeta gráfica y me convertí en antisocial durante un tiempo, ya que descubrí Quake III arena, y además retomé unos cuantos juegos para PC a los que en su momento no pude jugar. Aún percibía una tremenda diferencia entre mi consola y el PC, y me parecía que eran elementos muy complementarios, además de que el rendimiento entre los juegos de mi PC y los de la PSX, en cuanto a fluidez no tenían nada que ver. Creo que esa fue una época paralela a la que estamos viviendo hoy en día con la escalada de potencia de los teléfonos móviles.

Poco después, La Dreamcast llegó a mi vida y quizá es la consola a la que más juegos arcade jugué… Recuerdo semanas en lo que lo único que hacía es jugar al Crazy Taxy con mi novia, ahora mi actual mujer. Nunca entendí el fracaso absoluto de esta consola, ya que en mi caso al menos, me dio muchas alegrías, aunque salvo Shenmue no jugué a demasiados juegos profundos. Cierto es que en el camino me salté la Saturn, que conocí de su existencia por revistas, y porque un amigo de un amigo tenía una, aunque no dudo que tuviera grandes glorias en su catálogo, no guardo un buen recuerdo de lo que vi.

Crecimiento

Después la Xbox (primera consola de Microsoft) la recuerdo porque era un PC, con su disco duro de PC, su placa de PC, etc, pero tarde un poco en darme cuenta. Por algún motivo la prefería antes que una PS2, aunque posteriormente descubrí que era una tontería. Empecé a darme cuenta de que la plataforma no era importante. Y aunque si que jugué mucho a ambas, son consolas a las que ya no tengo especial cariño, y esa falta de cariño se mantiene. En este momento me di cuenta de que la plataforma en la que jugaras un juego no era importante, sino el juego en sí mismo. En este caso hablo de Silent Hill 2, y Metal Gear Solid Substance, ambos juegos disponibles para Xbox y PS2. particularmente Silent Hill 2 me marcó muy profundamente.

Me emocioné mucho comprando una Xbox 360, porque me encantó todo el HALO de Xbox Live… y quizá en esta última generación es cuando he sufrido una transformación más grande, después de varias luces rojas y mucha ventilación loca. Al principio me gustaba jugar online al Call of Duty 2 en Xbox Live, luego jugué en PC y lógicamente la experiencia de control y el dinamismo online no tenía nada que ver. Nos querían acostumbrar, ya desde la Dreamcast, a jugar a FPS con un mando, y convencernos de que la experiencia era igual. Durante muchas horas estuve enganchado al online del Splinter Cell Pandora Tomorrow, y me encantaba poder hacerlo en una consola.

Cuando prometí que este artículo era breve, os engañé vilmente, si quieres puedes empezar directamente a leer a partir de aquí, lo anterior son ñoñerías que suelo contar siempre.

Madurez

Poco a poco fueron pasando los años y la Xbox 360 fue cogiendo más polvo, y yo estaba sumido en un caos. Y aquí es donde empezó Nivel Oculto, y empecé a conocer y leer textos de personas que conocen bien todo esto. Aqui he reflexionado públicamente en mas de una ocasión sobre la muerte del PC, y luego me desengañé amargamente de todo aquello gracias al conocimiento que tienen el resto de los integrantes de esta casa y de gente que vino a comentar. Las limitaciones de las consolas se han hecho cada vez más claras para mi en estos últimos años, y lo mejor ha sido cuando he conocido las dos últimas ofertas de los grandes competidores.

A mi entender el problema viene cuando las consolas dejan de tener juegos que realmente no se puedan conseguir de otra forma, que el negocio de las exclusividades se rompa, y que las generaciones de consolas sólo crezcan en limitaciones para los usuarios aunque también supongan un crecimiento ficticio a nivel gráfico, que fácilmente supera el PC siempre. De esa manera no se crea un ecosistema del tipo usuario-plataforma-juego irrompible, porque el usuario siempre puede conseguir ese juego en su pc, verlo con mejor calidad, y no someterse a todas las limitaciones que tiene la plataforma. En definitiva, ¿Qué valor añadido tienen estos dispositivos para el gran jugador, no el GAMER?… creo que no aportan nada más que el que están contenidos en una caja perfecta para que quepa en el salón.

Consolidación

Llevo unos días estudiando la manera de llevarme el PC al salón, pero no encuentro la forma de hacerlo, ya que o bien las cajas son demasiado grandes o el ruido es demasiado alto, siempre sin irnos a costes realmente elevados que quiten el sentido al proyecto, es el último coletazo que me queda por resolver respecto a las consolas. A día de hoy, para cualquier persona que quiera jugar y se interese por jugar durante muchos años, un PC es lo mejor, porque libera al usuario de muchas ataduras, o al menos, de las ataduras de las que aún podemos librarnos. Preguntaros esto: ¿Qué puede hacer una consola que no pueda hacer un PC?, y ¿Qué puede hacer un PC que no pueda hacer una consola?. Realmente, entrar en el ciclo de vida de una de estas consolas, supone aceptar sus normas, ellos deciden cómo y tu pagas por ello, y además vas a tener el mismo hardware para jugar a juegos triple AAA que estén en un PC disponibles, durante mucho tiempo.

Con un PC la oferta de juegos es la más amplia. Lo único que echaría de menos, y en mi opinión eso es de lo que trata una consola, es a Nintendo y sus juegos, y realmente los echaría mucho de menos, aunque creo que aún no es momento para comprar una Wii U. Nintendo podrá criticarse por muchas cosas, pero tiene clientes más fieles que Apple, a la que en mi opinión se parece bastante en su modelo de negocio. La sensación de jugar a algo exclusivo y directamente unido al hardware en el que lo juegas, no existe en ningún otro producto del mercado, y es esa la sensación que yo tenía con la Super Nintendo. Aunque es cierto que les falta tiempo para adaptarse a la forma de consumir contenidos online, con esto me refiero a la eShop, y que aún no hay una web para comprar, o un app móvil.

Y el coste engaña. Hay personas que afirman que jugar en un PC es mucho más caro que jugar con una consola. Esta frase es totalmente imprecisa y carente de una valoración más en profundidad. A 60-70 € por juego, y pongamos que merezca la pena comprar 5 juegos al año, nos vamos a 350 €, la consola cuesta al final unos 550 € si quieres otro mando, que es muy común, sin contar con una suscripción tipo Xbox Live. Un PC, y Steam supera eso y además el ciclo de vida es mucho más amplio. Quizá haya una excepción con PSN Plus, pero el problema es que si ya tienes una PS3 y quieres comprar una PS4, siento mucho informarte que no vas a poder jugar a tus juegos de PS3. Y una vez más te sientes limitado.

Por eso, y teniendo en cuenta toda mi trayectoria consolera, miro a mis compañeros de blog y no tiemblo lo más mínimo al decir que creo que el dinero mejor invertido es el invertido en un PC, ya que es la plataforma a la que más rendimiento puedes sacar para jugar, si realmente te gustan los juegos, y no sólo sirve para jugar, realmente sirve para todo.

Oscar Martinez Paredes
Oscar Martinez Paredes
Llevo HAMANDO los videojuegos desde que soy capaz de acordarme. Colecciono esporas mohos y hongos y en mis ratos libres soy un IT Ninja.
Recommended Posts
Showing 19 comments
  • Marcos
    Responder

    Me ha encantado tu artículo la verdad, hemos tenido vidas paralelas por lo que veo, yo he pasado por todo eso y me estoy dando cuenta también que el PC no te pone trabas a nada, lo único la tarjeta gráfica. pero es lo que tu dices si te pillas 5 juegos de 60 al año vale más que una gra´fica y con Steam que si los pillas de oferta te sale a la tercer parte de ese precio… No hay color… En fin que gracias por este artículo que me parece que me ha llegado a la patata.

  • Alby Ojeda
    Responder

    jajajajajajajaj me la he partido cuando he llegado a la “advertencia verde” XD XD

    Muy guay el artículo. Me quedo con tres detalles que marcan el sentir del corazón gamer:

    1) “Era complicado explicar a un padre el motivo por el que necesitabas tener otro juego.” Me he visto completamente reflejado en esa imagen de estar en un centro comercial mirando el catálogo y fantaseando con la posibilidad de tener todos esos juegos.

    2) “El autobús que nos llevaba de casa al colegio se convirtió en un autentico centro de negocios”. Otro punto clave, cómo tener un juego nuevo era suministrar un juego nuevo a la red. Y la alegría colectiva de que al primo de tu vecino su abuela haya elegido bien el juego que regalarle por su cumpleaños.

    3) El tercer punto es la implicación emocional de la que hablas entre una consola y otra. A raíz de lo anterior, la falta de dosis jueguil, la llegada de un título a tus manos se convertía en un éxtasis poco comparable a otra cosa. Y lo mismo pasaba con la consola, donde ni de coña pensabas en nuevas generaciones ni en que en el futuro quedaría desfasada: Tu consola ya sería para siempre.

    Es una diferencia que existe hoy día, y ya no entre los gamers decrépitos que somos, donde cinco años de generación se nos pasan volando. Sino por todo el bombardeo publicitario y la amplia oferta e incluso la propia piratería, que deja infinitos juegos a disposición de los jugadores más jóvenes, que ya no valoran los títulos como nosotros. El niño de 9 años que no tenga la Vita, la Play3, la Wii y la 3DS ya no es molón. Y por supuesto, eso de terminarse un juego es cosa de ciencia ficción.

    ¡Ah! ¡Y lo de los primos millonarios que tenían todos los juegos! Creo que todo el mundo siempre ha tenido uno. Cabrones con suerte…

  • Twinsen
    Twinsen
    Responder

    Magnífico artículo hoyga.

    De todo lo escrito, que es mucho, me quedo con lo del “valor añadido” que tenían las consolas y que poco a poco han ido perdiendo por querer ser lo que no son. La única que para bien o para mal se ha mantenido fiel a su estilo ha sido Nintendo, y sinceramente es lo único que valoro como complemento al PC, ya que es la única que me va a ofrecer algo completamente distinto.

    El PC le debe mucho a las consolas, y sinceramente creo que la situación sería muy distinta de no haber existido la evolución y la competencia que hemos visto en los últimos 12 años, sin embargo esta competencia ha acabado fagocitando el propio mercado por querer arañar hasta el último usuario. Nunca he entendido y nunca entenderé el hype ante algo tan intangible como el lanzamiento de una consola, sobretodo en los tiempos que vivimos en los que -tócate los cojones- se puede anunciar una consola sin mostrar ni un puñetero juego. Son los juegos los que hacen las plataformas y si el PC es considerado cada día como mejor opción para jugar no es porque sea lo más bonito, lo más barato o lo más sencillo, sino que se reduce a que tiene el mejor catálogo de jugos al mejor precio. Por supuesto existen otros factores, como que Steam haya sido capaz de crear un ecosistema sencillo donde poder comprar y jugar sin complicaciones, pero todo se reduce a lo mismo: los juegos.

    Si no hay juegos no hay consola, y esto es algo que deberían grabarse a fuego tanto Sony como Microsoft si quieren permanecer en el escenario. Aunque personalmente tengo claro que a Microsoft le importan una mierda los juegos y en lo único que están interesados es en ser el proveedor de contenidos multimedia de EEUU, pero eso es otra historia.

  • Javier Alemán
    Javier Alemán
    Responder

    Pero qué bonico, si me he puesto tierno recordando yo también.

    Creo que el quid de la cuestión está en lo que dices y ha comentado Twinsen, el problema es que las consolas ahora mismo carecen de valor añadido, no conectan contigo ni te dan el mismo feeling que antes. Puede que en parte sea la nostalgia, pero al no haber apenas exclusividades ni “imagen de marca” ni ecosistema consola-usuario…Pues como que te da igual. Yo mismo tengo PS3 y 360 y aunque prefiero jugar a la segunda (el mando me parece el más cómodo con diferencia), no hay diferencia alguna en ellas.

    No teniendo esto, creo que a día de hoy salvo por el tema de jugar tirado en el salón (GORDOCONSOLA DE STEAM, TE MIRO A TI), el PC destruye todo lo que toca. Mismamente, yo ahora paso de comprar nada para consola sabiendo que en unos meses no podré jugar con la siguiente generación…Para eso, que coja al menos polvo en Steam (o GOG, o Desura, o Greenman, o Gamersgate…)

  • Oscar Martinez Paredes
    Oscar Martinez Paredes
    Responder

    Me he dejado la game cube, y la wii en el camino. Me lo pasé también muy bien con ellas… Me parece que todos nosotros ahora estamos mirando en la misma dirección. Por cierto el crédito de las imágenes del artículo es de Twinsen, que es un máquina con el Photoshop, sobre todo la magnífica portada, que creo que justo define todo el artículo.

    Marcos, muchas gracias a ti por leerlo, y me alegro que te haya gustado porque yo también lo he escrito “con la patata”, sobre todo porque para mi es un antes y un después. Gracias por los comentarios de todos.

  • cyber2
    cyber2
    Responder

    A todo lo que habéis dicho, añado solamente una cosa por si alguien tiene dudas: La mejor opción para jugar en el salón de casa es comprar un ordenador HTPC e instalar Steam. Con esta solución obtienes la misma comodidad que con una videoconsola, pero con todas las ventajas del PC (inmenso catálogo, variedad de estilos y géneros, precios bajos).

  • Greensouth
    Responder

    Joder, pensaba que estaba gilipollas y veo que todos pensamos igual. Steam lo rompe con sus precios, comodidad e inmediatez. Mucho tienen que aprender las consolas, pero claro que entonces no hay negocio, que 60 pavos por juego son muchas aves!

    Yo también pasé de 8bits a consolas, luego a PC y luego a consolas y a Mac. Dejé de pillar juegos para la 360 cuando me recomendaron poner el mando en el iMac y conectarlo a la tele con Steam y tal, desde entonces no quiero saber nada de juegos de consola, de rebuscar en el mercado de segunda mano o esperar 2 semanas a recibir juegos de importación de UK, los únicos asequibles que llegan después de haberme gastado un pico de tres ceros en juegos.

    Ahora y aunque tengo un pepinazo de Mac, pienso en pillar un alienware de esos pequeños y monos para el salón, y que le den a la siguiente generación. Porque se ríen de nosotros porque hay menos piratería en las consolas, pero nadie le echa huevos a montarse a lo grande como Steam u Origin.

    Afús, que será será… Al final acabaremos pillando una One como tontos.

    • Oscar Martinez Paredes
      Oscar Martinez Paredes
      Responder

      Yo también quiero un x51, pero ya tengo un pc y quiero sacarle partido, totalmente de acuerdo contigo.

  • Dr.Gameboy
    Responder

    Articulazo!!!! Comparto la misma opinión, la verdadera sensación de unión entre software-hardware es la que se da entre nintendo y sus juegos. Yo un consolero declarado de toda la vida también he optado en esta generación por pasar a la combinación PC-Nintendo y por lo que parece así continuaré la generación que viene

  • yastarabe
    Responder

    “” Llevo unos días estudiando la manera de llevarme el PC al salón, pero no encuentro la forma de hacerlo. “”

    Yo lo hice en mi casa: la caja del ordenador en una habitación, y pantallas, altavoces, etc. en otra. ¿Cómo? Taladrando agujeros en muros, poniendo canaletas, cables alargadores… Un faenón, y sumando costes de todos los materiales me salió por 500 euros. Pero oye, valió la pena, tanto por la satisfacción personal de realizar yo mismo el proyecto como por el gusto que da usar el Pc tumbado en el sofá del salón.

    • Oscar Martinez Paredes
      Oscar Martinez Paredes
      Responder

      Yo creo que si hago eso me quedo sin casa… Y al final me lo tengo que montar debajo de un puente. Casi estoy descartando el proyecto…

  • Nico
    Responder

    No sé porqué la gente se empeña en afirmar que las consolas ya no tienen valor añadido y se están perdiendo exclusividades… DE MOMENTO (seguramente tarde o temprano cambiará, pero está por ver) GTA V sólo sale en consolas, además, las consolas de Sony y Microsoft tienen multitud de exclusividades que los PCs no tienen… en PS tenemos todos los juegos de Naughty Dog, tenemos los de Sony Santa Mónica, tenemos los de Sony Japan, en fin, infinidad de juegos… en Xbox están los Forza, los Halo, los Gears… también varios títulos exclusivos… Y además, a parte de los exclusivos, tenemos todos los títulos third party que tienen los PCs, pero optimizados para nuestras plataformas, que poseen todas el mismo Hardware, por lo que no hay que asegurarse de que funcione en tropecientas terjetas gráficas distintas o procesadores con arquitecturas distintas… esto es como en la plataforma android, la fragmentación en el mercado del PC es abismal!
    Llevo planteándome pasarme a PC desde hace meses, pero como se menciona por aquí, me parece que el precio sigue siendo superior a las consolas, para PS4 tenemos un pack de PS+, Battlefield, Consola, Mando por 500€, en PC tienes que gastarte 700€ si quieres un sistema competente…
    Aún no he encontrado ningún motivo de peso para dar el salto, y juegos como Infamous: Second Son, The Order, etcétera, son motivos de peso para comprarse una PS4!!

    • Oscar Martinez Paredes
      Oscar Martinez Paredes
      Responder

      ¿Por qué te gustaría tener una PS4? ¿Qué te ofrece?

    • Twinsen
      Twinsen
      Responder

      Buenas Nico, Bienvenido y gracias por ser la primera voz disidente. Estábamos acariciándonos mucho los penes por aquí.

      GTA V saldrá para PC (tarde o temprano, pero saldrá), pero tienes razón en que existen varias exclusividades para consolas y junto con la comodidad del hardware consolero y el precio es lo que para ti representa el argumento ganador. Dios me libre de intentar que cambies de opinión, pero aquí van unos datos, simplemente datos para comprobar si esa argumentación es así.

      – El PC tiene más títulos exclusivos que todas las consolas juntas del mercado.

      – En tu argumentación olvidas Wii y WiiU, dos consolas con verdaderos títulos exclusivos cuya temática y mecánica es complicado ver en otras plataformas.

      – Nunca he escuchado a ningún jugador de PC echar de menos poder jugar a Halo (por ponerte un ejemplo), al igual que nunca he escuchado a ningún jugador de consola echar de menos no poder jugar a la saga Total War, luego las exclusividades parecen más relacionadas con los gustos del jugador que con la importancia de estas en sí.

      – Si las cuentas no me fallan, para poder disfrutar de los títulos que has comentado necesitas comprarte dos consolas, lo que sumado a unos mandos y los propios juegos creo que dispara el desembolso por encima de 1000€.

      – Incluso si te gusta el sector independiente y decides jugar exclusivamente a eso, en consola te valdrá todo practicamente el doble que en PC.

      – Pones un ejemplo de una diferencia de 200€ entre un pack de consola y PC, pero olvidas el resto del artículo, donde explica que el desembolso inicial poco tiene que ver con el que se realiza a medio plazo y obvias que con ese desembolso superior obtendrás mayor calidad en PC en un juego como el que pones de ejemplo.

      – Infamous: Second Son o The Order son tan buenos motivos para comprarte una consola como puede ser WoW (juego que odio) para comprarte un PC o Halo para una Xbox One, o la saga de Mario para adquirir un producto de Nintendo. Cada marca lucha por lo suyo y si eso es lo importante para ti, adelante. Pero eso no significa que una consola sea más rentable que un PC, o que tenga más juegos, o más exclusividades o sea más sencilla o más barata. En términos absolutos el PC es la opción más lógica y rentable. Otra cosa que lo que te propone no sea de tu interés o no contenga títulos que te interesen. Ten en cuenta que mientras tú te gastas 60€ en Infamous: Second Son un jugador de PC puede estar disfrutando de un mod de S.T.A.L.K.E.R. completamente gratuito.

      Un saludo y esperamos verte por aquí.

  • Lezard
    Lezard
    Responder

    Grandioso artículo en todos los sentidos. Felicidades.

  • Jesús (Aptec)
    Responder

    Yo ya tengo el HTPC en casa. Me lo monté porque en mi casa no tenía PC y el PC mio gaming se quedó en el pueblo en casa de mis padres por así decirlo. Entonces me planteé el montarme el HTPC.

    A los que se lo planteen tengo montones de consejos. Primero si quieren un HTPC gaming o uno de nivel medio. Los de nivel medio por la potencia de la fuente y la longitud de la gráfica obviamente caben en cajas más pequeñas pero siempre acabarás con tarjetas de gama media como mucho.

    Por otro lado las placas ITX carecen de posibilidad de sonido 5.1 dolby digital live o dts connect por óptico salvo que te compres una con chipset realtek 898 o superior como las de la nueva asus rog itx (y estas a su vez carecen de 5.1 por analógico si quieres conectar cascos 5.1 real). Eso hay que tenerlo en cuenta ya que si tienes un amplificador (como yo) en el salón al cual ya no puedo cablear salvo por óptico es un handicap. O comprarse una creative sound blaster usb pro 5.1 externa y conectarla por usb para tener el dolby digital live.

    Yo ahora mi HTPC consta de caja Silverstone SG08 con fuente de 600w bronze plus, placa itx z68 asrock con un i5 2500k overclockeado a 4,3ghz con disipador scythe shuriken. 2 módulos ddr3 a 1600 gskill, 2 discos duros vertex 3 ssd 12gb en raid 0 (240 gb totales), dvd slim y ati radeon 6970 2gb ddr5. La altura de la caja equivale a una caja de DVD y la profundidad 2 cajas. de achura caja y cuarto de dvd (para que os hagáis una idea).

    Con esto muevo por ejm el the witcher 2 con todo a full (salvo el filtro hiper realismo) y el Crysis 2 con los parches DX11 todo a full también. Y eso que me estoy planteando vender la 6970 (un pelin ruidosa en esta caja) y pillarme en 6-12 meses alguna ATI de las de nueva generación 9950 que salen para otoño o navidades. Con eso vapuleo a cualquier nueva generación de consolas.

    Tengo comprobado que un pc con una buena base, 4 núcleos ya sea core 2 quad (el cual conservo en el pueblo overclockeado a 3,3) o nuevos intel simplemente con una actualización de gráfica sirve para una generación de consolas. Mi core 2 quad del pueblo ya va para 5 años y con la 6950@6970 me tira casi igual que el i5 2500k. salvando las distancias en los juegos que tiren mucho de cpu.

    De cajas hay muchas opciones. A mi me gustaba la silverstone SG08 porque tiene muy buena ventilación pero se queda algo justa. También está la opción vertical que es la FT03 y luego están sacando otras intermedias. Vale. no serán tan bonitas como un compacto pero si te compras un alienware la ampliación la sacrificas porque la placa no es estandar y la gráfica tampoco.

    Espero que os sirvan mis consejos.

    Saludos

    Jesús

pingbacks / trackbacks

Leave a Comment

Háblanos

Prometemos hacerte caso.