COLABORA EN NUESTRO PATREON

Wonder Boy: The Dragon’s Trap remasteriza el clásico de Master System

Wonder Boy: The Dragon’s Trap

Todavía no ha llegado al nivel del cine, pero el videojuego tampoco escapa de esa tentación por remasterizar clásicos y revitalizar nostálgicos. Wonder Boy: The Dragon’s Trap es un remake del Wonder Boy III publicado en Sega Master System allá por 1989. Título que jamás he probado, pero que por lo visto gustó mucho en su momento a los poseedores de la consola. Ahora, desarrollado por Lizardcube y publicado por DotEmu, nos llega esta nueva versión que promete ser algo más que un lavado de cara.

Wonder Boy: The Dragon’s Trap nos pone en la piel de un guerrero maldito que tiene la capacidad de convertirse en dragón/lagarto. Nuestra misión será buscar la cura para esta maldición mientras nos enfrentamos a un montón de enemigos que están ahí porque es lo que tienen que hacer y descubrimos por el camino que nuestra parte reptiliana no es la única forma extraña que podemos adoptar. El mundo se irá desbloqueando en función de nuestras capacidades, por lo que por ejemplo, no podremos acceder a ciertos niveles hasta que no hayamos adoptado forma de ratón, lo cual le añade una capa de aventuras a lo que es un arcade de plataformas clásico.En esta reinterpretación destaca sin duda su acabado artístico, con una puesta en escena cartoon plagada de preciosas animaciones realizadas a mano. Curiosamente, y a pesar del indudable esfuerzo por dotar de una coherencia visual a esta revisión actual, el título cuenta con un modo 8-bits al que podemos acceder en cualquier momento y que nos cambiará el escenario por los gráficos originales. Esta inyección de nostalgia incluye también la posibilidad de poder utilizar los códigos del título de Master System para acceder a los diferentes niveles. Buen momento para abrir esas cajas llenas de revistas antiguas y comprobar si en alguna de ellas podemos dar con el tesoro.Wonder Boy: The Dragon’s Trap saldrá para PS4, Xbox One, Switch y PC en algún momento de la próxima primavera. Será entonces el momento de comprobar si este nuevo ejercicio de nostalgia es capaz de ofrecer una experiencia que guste incluso a los que no hemos probado el original.Página Oficial

X