COLABORA EN NUESTRO PATREON

The Legend of Tianding: hostias de folclore chino contra la colonización

Patear a los ricos para salvar a los pobres

The Legend of Tianding

La irrupción de China dentro del mercado del videojuego está poco a poco equilibrando una balanza dentro de lo asiático que siempre se había decantado hacia el lado japonés. Poco a poco vamos descubriendo más de su folclore dentro del lenguaje videolúdico, y propuestas como The Legend of Tianding incluyen además referentes históricos donde el enemigo es precisamente quien ostentaba el poder de representación hasta hace cuatro días. Seguro que hay un montón de lecturas interesantes al respecto por aquí, pero este no es mi jardín, así que hablemos de hostias y juegos de cartas.

En The Legend of Tianding encarnamos a Liao Tianding (A.K.A. Li?u Thiam-Ting), un justiciero de la ciudad de Taipei durante los primeros años del s.XX buscado por las autoridades coloniales japonesas. Nuestra labor es la mejor posible: robar a los ricos para dárselo a los pobres mientras nos creamos una reputación de justiciero legendario.

The Legend of Tianding recoge elementos y situaciones reales y la reescribe en clave de manga tradicional chino pasado de vueltas. Por momentos es un “yo contra el barrio” y en otros parece la versión china de Guacamelee, pero en todos ellos destila entidad propia. La inclusión de viñetas durante la acción se siente bien integrada, mientras que el conjunto general, donde colonialismo japonés y magia alocada se dan la mano bajo una explosión de colores, deja una buena sensación.

Todo lo que sea alejarse de las propuestas estéticas de siempre es un “todo sí” para mí, así que The Legend of Tianding cuenta con mi atención. Por el momento sabemos que llegará en octubre de este mismo año para Windows y Nintendo Switch, pero raro sería que no lo podamos probar en alguno de los festivales veraniegos que están por llegar. En cualquier caso recuerden que tanto este, como el resto de lanzamientos interesantes del sector independientes, están maquetaditos y llenos de amor en nuestro Calendario Indie.

X