COLABORA EN NUESTRO PATREON

Selling Sunlight: Sin sol y sin cara

Selling Sunlight
Selling Sunlight

Llegué a Selling Sunlight a través de una mención que nos hicieron directamente en Twitter. No les quiero dar ideas, pero desde luego muchas veces funciona. Y como una una imagen vale más que mil palabras, fue ver su apartado artístico, dibujado casi íntegramente en acuarelas, y querer saber un poquito más del proyecto. Nacido primero como proyecto individual y luego asumido por un equipo llamado CoseBelle e integrado por varias mujeres egresadas de la Escuela Internacional de Cómics de Padua, tiene mucho más que ofrecer que un aspecto bonito. Porque, muy inteligentemente, es un juego de rol que abandona la (ya coñazo) clásica fantasía centroeuropea y se lanza a la piscina con un mundo muy propio e interesante. Les cuento:[

Hace trescientos años que el planeta de Selling Sunlight se quedó parado, bloqueado frente a su sol. Desde entonces le da la cara incesantemente, con una mitad del mundo convertida en un erial gélido y la otra en un desierto abrasador. La única zona habitable es una pequeña franja de crepúsculo anaranjado y perpetuo entre los dos hemisferios, donde se han agolpado una gran diversidad de culturas forzadas a vivir unas junto a otras. Seremos un mercader cuya cara ha sido “robada” por el sol. Para recuperar nuestra identidad tendremos que viajar por todo el mundo, conocer gente interesante y conspirar contra el mismísimo Sol. ¿Le pediremos clemencia o nos enfrentaremos a su resplandor

Ahí lo tienen, un mundo original e influenciado por cositas como Sunless Sea o la saga de Terramar de Ursula K. LeGuin, que nos da un protagonista aparentemente vacío pero sobre el que podremos decidir su pasado a medida que jugamos. A veces no hace falta más que esa buena idea, y desde luego el bonito envase que contiene le ayuda.

El mes que viene lanzarán su proyecto a Kickstarter y desde aquí les deseo suerte. Me he quedado con las ganas de conocer yo también la cara del mercader.

Página Oficial

X