Regular Human Basketball: Baloncesto normal y corriente

Javier Alemán

Es sorprendente cómo una misma mecánica puede usarse de muchas formas, subvertirse y convertirse en cosas nuevas o simplemente dotarse de distintos significados según el uso que se le dé. Hace poco apareció FAR: Lone Sails (del que tendremos crítica en breve) y su propuesta era recorrer en un enorme transporte un paisaje agotado y muerto, sólo que en vez de manejar el vehículo lo que hacíamos era controlar a la personita que lo conducía. Una suerte de estructuralismo que nos obligaba a pensar en la máquina, en estar atentos a sus procesos y en corretear de la caldera a la dirección o la estación de reparación. No parecen tener nada que ver, pero Regular Human Basketball hace algo muy parecido con resultados totalmente antagónicos.

Lejos de ser una obra introspectiva y de profundo recogimiento, el título de los australianos Powerhoof (creadores de Crawl) es un multijugador lleno de humor en un mundo postapocalíptico. Aquí hay unos bichitos humanoides que están empeñados en algo muy concreto: jugar un auténtico partido de baloncesto, como si nada hubiera pasado. Y para ello, nada mejor que ponerse a los mandos de enormes robots con imanes y bobinas que por fuera parecen jugadores de basket pero por dentro son pura tripa mecánica. Y aquí tampoco llevaremos directamente a los robots, sino que tendremos que corretear por dentro moviendo las extremidades y rezando para que pase algo.

El resultado es bastante idiota, pero idiota bien. Parece bastante evidente que ya si alguien consigue meter una sola canasta va a ganar, y que esto en vivo con amigos será infinitamente mejor. De hecho, ésa es la idea. Hay varias formas de jugarlo en local, ya sea en enfrentamientos o cooperando para llevar a nuestro robot, y también puede jugarse online aunque pierde el factor de verle la cara a tu acompañante y reírse juntos.

Si les gusta la idea (que lleva ya un tiempo pululando), que sepan que saldrá en breve, el 1 de agosto, en PC, Mac y Linux. Y si hasta entonces quieren calentar, es imposible no recordarles el español Unfair Jousting Fair, que parte de una idea parecida también.

Entradas relacionadas

About
Javier Alemán
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.

Dejar un comentario

Send this to a friend