COLABORA EN NUESTRO PATREON

El extraño caso de Shadow of the Eternals

Todo el mundo quiere una segunda parte de Eternal Darkness. Y si tú no la quieres, es porque no lo has probado, porque no tienes sentimientos o, peor aún, porque eres el mal personificado y no quieres que se conozcan tus locos secretos. De no cumplirse eso, mientras lees estas líneas tú también estás pensando: “pues sí, molaría una segunda parte”. Olvídate, eso no va a pasar. Déjalo ir. Supéralo.

Y sin embargo, un día te despiertas y descubres que, aunque Eternal Darkness no continúe, tiene un “sucesor espiritual” (gran etiqueta que usamos mucho últimamente): Shadow of the Eternals. Un sucesor en el que trabaja gente del equipo de Silicon Knights que estuvo en el original, que hará uso de puntos de cordura, que es episódico y da mucho miedo…Pero hay un problema. Debes entregar tu alma a cambio echar dinero en la huchita del crowdfunding para que te traigan ese jueguico que añoras.

Esto no debería sorprender: cada dos por tres hablamos en esta web de Kickstarter y de Indiegogo, pero resulta que en un principio se decantaron por incorporar en su propia web una pestañita de donación, de la que iban cobrando, llegaran o no al dinero pedido. Algo similar pasó con “la vuelta de Black Isle” y poca gente cayó en la trampa de dejar dinero en su web que ahora ya no actualizan, pero la gente está un poco escamada de estos intentos de “reflotar” compañías míticas.

De por medio surge este artículo en Kotaku (era antiguo, pero lo recuperan) sobre la mala gestión dentro de Silicon Knights, el derivar fondos de publishers para juegos propios (hola, Gearbox y Colonial Marines), los chanchullos de Denis Dyack (director creativo ahora en Precursor Games) y el hecho de que el estudio tiene gente, directivos y hasta ordenadores de una Silicon Knights que está embargada tras perder un juicio contra Epic, por el que deben pagarle una morterada de millones. Os recuerdo que como parte del resultado del juicio tuvieron que retirar todas las copias de Too Human del mercado y borrar los juegos que estaban programando. ¿Es Shadow of the Eternals uno de ellos, camuflado para evitar el tema legal?

En este vídeo Denis Dyack se defiende de las acusaciones y responde a las preguntas de los fans (se pueden poner subtítulos en inglés)

¡Pero también tienen un Kickstarter abierto! En teoría, para quien no se fíe de lo de la web, pero da muy mala espina. Yo quiero creer, quiero confiar, quiero un Shadow of the Eternals. Pero está tan mal explicado para qué necesitan tanto dinero y es todo tan raro…

Web de Shadow of the Eternals
Kickstarter de Shadow of the Eternals

  1. Y hay algo más. El Kickstarter es para financiar el primer capítulo. Con los beneficios de ese capítulo financiarán el segundo, y así sucesivamente. Que yo sepa, y repito que yo sepa, apoyarles ahora sólo te da acceso a ese primer episodio. A mí no me parece muy bonito eso, si el crowfunding no da para financiar un juego tan grande, que se financien de otra forma o que no hagan nada, pero tiene pinta de que, tarde o temprano, los que metan pasta se van a quedar en la estacada.

    Una pena lo que pasó con esta gente; hicieron muchas cosas mal, pero también fueron muy maltratados a veces de forma un poco injusta e incluso en sus peores proyectos demostraron tener bastante talento. Eternal Darkness me pareció un juego muy del montón en casi todo, con un puñado de ideas geniales que lo hacían destacar. Precisamente por eso es de los que se merecen una segunda oportunidad.

  2. Y no sólo el Kickstarter, el crowdfunding de su web también, y eso que entre las cosas, el primer tramo te da acceso a los seis primeros capítulos. A mí casi casi casi me la hacen, pero no lo vi nada claro. Me parece imposible que el juego sea tan caro. Encima, con el historial que tienen de desviar fondos de un proyecto a otro…a ver si no van a ir a pagar lo del juicio con Epic.

    Como dices, a mí me parece también que fueron maltratados en algunas cosas, entre ellas lo de Epic, que los terminó de hundir. Demandan a la compañía por licenciarles el Unreal Engine y no darles soluciones ni apoyo (que parece que algo de margen de queja tenían) y acaban contrademandados, teniendo que retirar juegos del mercado y borrar todo lo que tuvieran hecho de nuevas IP’s…

    Por no hablar de cómo perdieron la propiedad intelectual de Blood Omen ante Crystal Dynamics: el primero fue un desarrollo íntegro propio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X