En Noticias

Vale, voy a intentar enfocar esto de una manera objetiva sin dejarme llevar por la emoción. Saints Row: The Third toma como punto de partida la necesidad de hacer el cabra, intrínseca a cualquier Sandbox. A partir de ahí desarrolla una suerte de enajenación mental que da lugar a un delirio lleno de HAMOR donde todo tiene cabida. ¿Es divertido golpear transeúntes? Por supuesto, pero es más divertido hacerles llaves de lucha libre. Y de ahí pa’lante que diría un buen amigo.

Artículos relacionados
Mostrando 2 comentarios
  • Dr.Alemán
    Dr.Alemán
    Responder

    Madre mía, es tan malo que es bueno

    • Twinsen
      Responder

      Si, se encuentra en esa fina línea que separa la basura de las obras maestras. Algo así cómo la carrera de Lars Von Trier (pum pum chas!).

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies