In Análisis, PC, PS3, PSN, XBLA, Xbox 360

I Am Alive

Crítica

El post-apocalipsis está de moda. Hay libros y libros sobre él, la mayoría sobre zombis, repitiendo una y otra vez la misma fórmula sin ningún tipo de vergüenza. Sin embargo, entre estos, destaca como un faro brillante en medio de la mediocridad “La Carretera”, de Cormac McCarthy, que se olvida de los zombis, los virus y demás zarandajas y se centra en lo importante: la devastación del mundo, y la soledad de quien queda vivo; la muerte de la moralidad cuando la sociedad se resquebraja.

Partiendo de esta idea, la muerte de la sociedad, nace I Am Alive, un juego en formato descargable para XBLA y PSN que ha tenido un desarrollo accidentadísimo. Rumoreado desde 2008, la primera desarrolladora que trabajaba en él, Darkworks, acabó por abandonarlo de mutuo acuerdo con Ubisoft (productores). De esta colaboración queda un trailer que en su momento llenó de hype a quien estas líneas suscribe, y poco más. Tiempo después la responsabilidad sobre el título la asumió Ubisoft Shanghai, y decidió partirse de cero para generar un juego en formato descargable (en un principio iba a ser un título físico). Normalmente este tipo de cambios en el desarrollo, y el hecho de hacer de un juego algo descargable, es una muestra de que se cree poco en el producto o de que no se tiene dinero para realizarlo, y los resultados suelen ser nefastos (por ejemplo, Hydrophobia), así que el cambio llenó de sospechas al personal. ¿Iba a convertirse I Am Alive en una buena idea fallida?

Pues no, es un juego muy digno, limitado por los menos de dos gigas que ocupa. Bien es cierto que la idea daba para un título AAA con mayor duración, pero si el jugador sabe abandonar sus prejuicios sobre los juegos descargables, acaba siendo una buena adquisición para los 15€ que cuesta.

I Am Alive nos propone adentrarnos en la ciudad ficticia de Haventon, encarnando a un hombre que busca a su familia. Ha pasado un año desde “El Evento”, una serie de catástrofes que llenaron el mundo de terremotos y polvo mortal y acabaron con la civilización, y el protagonista acaba de llegar tras recorrer medio Estados Unidos. Así, cámara al hombro, lo manejaremos a lo largo de su epopeya personal, y tendremos que asistir a la debacle de la civilización.

Nada más empezar llama la atención el diseño artístico del juego. Aunque los gráficos no son el tope de la generación, son muy dignos para tratarse de un título descargable, es destacable cómo se ha hecho que el color predominante sea el blanco. A ratos inmaculado, a ratos sucio, el color ayuda a acentuar la sensación de soledad que hay en la ciudad, que acaba por convertirse en coprotagonista del juego. La presencia de música es escasa, y sirve para meternos más en la situación, aunque se hubiera agradecido un mayor despliegue de efectos de sonido.

iamalive3

En el aspecto jugable, hablamos de un título de acción y exploración, muy parecido a un Uncharted o Assassin’s Creed, con la posibilidad de escalar y encaramarnos a cualquier sitio. Sin embargo, en pos de generar una experiencia distinta, se ha optado por darle una barra de resistencia al personaje, haciendo que se canse y no pueda escalar de manera ilimitada. Se juega mucho con esto para provocar estrés en el jugador, que debe pensar rápido y conseguir algunos ítems que le permitan reponer la resistencia, o escalas de las que colgarse y reposar. Si se gasta la barra se podrá hacer un esfuerzo para sobrevivir, pero hará que la puntuación permanente de resistencia disminuya y deba ser recuperada con otro tipo de artículos (comida, botellas de agua…). Así, con una decisión tan sencilla, se consigue cambiar el estilo de juego y trasladar la idea de que encarnamos más a un “tipo normal” que busca a su familia que a un héroe de acción. En general, está bien implementada y no es tan automática como en otros juegos, aunque a veces puede desesperar al fallar los controles, no será lo normal.

Además, ahora que el mundo está lleno de polvo y ceniza debemos tener cuidado, pues hay determinadas zonas de la ciudad en las que nos iremos asfixiando. Esto limita la exploración, obligándonos cada dos por tres subir a algún punto elevado para poder respirar aire puro. Si sumamos esas dos mecánicas, podríamos pensar que I Am Alive quiere que corramos de un sitio a otro siguiendo la trama principal, pero nos equivocaríamos. Lo que el juego pretende es ponernos un desafío y ser exigente: si de verdad queremos explorar la ciudad y ayudar a los veinte supervivientes posibles debemos agotar todas las vías, esforzarnos y padecer de lleno la catástrofe que ha envuelto a Haventon. El ayudar a las víctimas nos hará, probablemente, perder algún recurso preciado (además de lo que gastemos hasta localizarlas para evitar la fatiga o la asfixia), pero nos recompensará con un reintento. Los reintentos nos permiten continuar en el último punto de control (algunos de ellos están muy alejados), y si se agotan tendremos que empezar el capítulo entero en el que estemos. De todas formas, si no exploramos demasiado será difícil perderlos, pues se van reponiendo al cambiar de capítulo (salvo que juguemos en el modo Superviviente, con menos recursos y sin reposición).

No será la ciudad el único peligro al que debamos hacer frente. La humanidad ha degenerado, y encontraremos a gente que nos quiere robar o simplemente comer. Aquí entra en juego otra de las buenas ideas del título: tendremos una pistola (incluso un arco más adelante), pero la munición es escasísima. De hecho, la usaremos más bien para asustar, pudiendo acobardar a los más débiles, empujar de un risco a alguien amparados en la pistola o atacar cuerpo a cuerpo por sorpresa. Las partes en las que disparemos serán las de menos (salvo en el último tramo del juego), y siempre nos veremos guardando las pocas balas que tengamos para los peores momentos. La única pega es que la inteligencia artificial a veces falla, y si dejamos de apuntar por poco tiempo a un enemigo, éste irá a por nosotros sin recordar que tenemos pistola; aunque quizá esté aprovechando que hemos bajado la guardia. Estos combates no son demasiado desafiantes, aunque sí lo pasaremos mal si se junta un grupo de energúmenos para atacarnos. También hay algunos de los que podremos salir ilesos si dejamos en paz al grupo y hacemos caso de sus advertencias cuando nos piden que nos vayamos. Complementa para estas ocasiones a la barra de fatiga, otra de salud, que no se repondrá sola, sino que requerirá de botiquines, comida…

iamalive2

Referente al argumento, I Am Alive juega un poco con nosotros, porque si nos fijamos bien, ya desde el principio sabremos cómo acaba el juego. El tema de la familia del protagonista rápidamente pierde peso (es muy difícil saber dónde se encuentran tras un año), así que empezaremos a ayudar a un pequeño grupo de supervivientes, con la esperanza de acabar descubriendo algo. Se echa de menos la capacidad de tomar alguna que otra decisión (el único sistema de karma del juego se basa en restarnos puntuación al final del juego si hemos robado o comido carne humana), y es donde más acaba flojeando el juego, pidiéndonos que vayamos de un punto A a otro punto B a hacer recados para estos supervivientes. Sin embargo, como las tareas van variando y se combina la acción con momentos de exploración, escalada…acaba por entretener y no se hace nada aburrido. Se pierde una mayor intensidad emocional con el tema familiar, pero no se acaba convirtiendo en un drama de sobremesa mal gestionado, sino en una aventura de supervivencia. Sin embargo, ganaría muchísimos enteros dándole al jugador el poder de decidir si va a sobrevivir a pesar de todo: por ejemplo, pudiendo cazar a gente para comérsela.

Al final tenemos por delante unas cinco horas de juego (que pueden ser más si queremos rescatar a todos los supervivientes, pues tendremos que dar varios rodeos), y la posibilidad de rejugar la partida en el modo Superviviente, más desafiante aún al proporcionarnos recursos escasos. Más allá de eso y de querer perfeccionar nuestra puntuación, I Am Alive no es rejugable. El jugador puede querer retomarlo para intentar salvar a más gente, pero a lo sumo dará para dos partidas (salvo casos extremos). ¿Merece la pena? Eso debe decidirlo el consumidor. Como decía, son unas cinco horas sin hacerlo todo, por 15€, enfrentándonos a un juego distinto que ha conseguido con sus ideas ser único. Sólo queda la duda de si hubiera sido mejor idea apostar más por un título de estas características, añadir ambición y presupuesto para conseguir una historia más larga y poderosa. Al menos, desde Ubisoft Shanghai han conseguido salvar y dar lustre a un desarrollo que tenía todas las papeletas para ser un sonoro fracaso.

Javier Alemán
Javier Alemán
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.
Showing 9 comments
  • Avatar
    Twinsen
    Responder

    Me alegra que el juego haya salido, por fin, a la luz y me alegra que te haya gustado. 

    Parece que nos encontramos en ese pequeño umbral en el que algunos títulos están empezando a arriesgar, apostando por introducir elementos más “serios” en sus argumentos. De lo que has comentado me atrae especialmente el hecho de que se subraye a través del gameplay que el prota no es un héroe de acción, sino un tipo con recursos que sabe defenderse en la situación que le ha tocado.

    Quien sabe, quizá estemos dando pequeños pasos hacia la madurez del medio. 

  • Ekon
    Ekon
    Responder

     Aunque este de moda el rollo post-apocalipsis con o sin zombies y todos quieran mamar del bote, siempre hay unos cuantos que lo hacen de tal manera que destacan, véase Fallout, Metro 2033 u este I Am Alive.  

    Un juego Post-Apocalipsis que llevaba tiempo esperando y ahora que ha salido en Steam y tras leer este análisis, me decidire a comprarlo en breves.

  • Avatar
    Cristian
    Responder

    Gran analisis del juego! Me gusta cómo escribes.
    Sobre el juego yo destacaría el factor psicologico que le han añadido y que se menifiesta de de una forma inconsciente para el jugador en el aspecto de la musica y el color.
    La musica, como bien has dicho, es escasa, pero aparece siempre en los moentos en que la resistencia del personaje baja, de tal forma que el jugador, ya estresado porque ha de pensar rapidamente la ruta de escalada, se estresa aun mas si quererlo por la musica.
    Sobre el color, coincido totalmente con lo dicho en el analisis. Mientras jugaba notaba que habia “algo” en el color y las texturas que me gustaba, pero no sabia decir el qué. Despues de leer el analasis, coincido en que es el juego del color blanco.
    Por ultimo, el factor psicologico queda muy patente para el jugador cuando se producen encuentros con varios enemigos. Los enemigos equipados con pistola no temerán nunca atacarnos, mientras que los equipados con armas blancas temeran la pistola tan pronto es desenfundada, pero aprovecharan cualquier oportunidad en que la bajes o les des la espalda, para atacarte. Sin embargo, con el arco es distinto. Pese a ser un arma a distancia, no todos los enemigos con armas blancas lo temen, aunque si lo hacen la mayoria de veces si en el momento del encuentro, el jugador ya esta apuntando al enemigo. Curioso detalle a mi parecer.
    Ademas, el tiempo es tambien importante en estos encuentros con multiples enemigos. Cuando el jugador tiene encañonado a un enemigo y decide no disparar (generalmente porque ni siquiera dispone de balas), se pueden producir dos situaciones: la primera que el enemigo sea debil, y tras un rato siendo encañonado se rinda, y la segunda, que un enemigo fuerte, tras ser encañonado durante un rato, empieza a dudar de nuestra determinacion para disparar o de nuestras balas y decida atarcarnos pese a tener una pistola. En caso de ataque, si aun nos quedan balas (generalme solo una) y realizamos un disparo, el resto de enemigos vuelven a su estado de  miedo anterior y detienen su ataque, pero si el jugador se pone nervioso y en vez de un solo disparo realiza más, revelando con el sonido del arma que se ha quedado sin balas, todos los enemigos se no echarán encima sin dudar.
    Personalmente, son detalles que encuentro especialmente emocionantes de descubrir durante el juego, que en el fondo, tiene un argumento que bien podría servir para un novela o una pelicula.

    • Dr.Alemán
      Dr.Alemán
      Responder

      Me alegra que te haya gustado el texto, Cristian, y te animo a seguir leyéndonos más a menudo y comentando todo lo que quieras. Poco más que añadir a lo que ya has dicho y he comentado yo previamente, creo que es un juego que con el tiempo gana en el recuerdo, y una sensación que desde luego merece la pena experimentar 🙂

pingbacks / trackbacks
  • I Am Alive para el 4 de abril en PSN, y nuestro análisis para ver si os interesa: http://t.co/1q1yAmv1 #iamalive #psn

  • […] soy imparcial, es una de mis novelas favoritas) y en algunos momentos nos acordaremos también de I am Alive. Éste es el post-apocalipsis que más grato resulta ante tanta masificación, y Deadlight lo […]

  • […] por alguna extraña razón te mantienes a su lado. Y hay veces en las que aciertas: me pasó con I Am Alive, y me encantaría que me pasara con este Mars: War Logs.Es el próximo juego de Spiders (Of Orcs […]

  • […] sentirte un dictador en España una república bananera.I am Alive: 5,09€ Contra todo pronóstico Dr.Alemán lo defendió en su crítica, y si no le hacéis caso se nos deprime… ¡y es psicólogo! ¿Sabéis lo que es tener un […]

  • […] general suele pasar con este tipo de juegos: uno se espera “La Carretera” y se encuentra un Uncharted con zombis y cientos de […]

Dejar un comentario

Send this to a friend