Trüberbrook bien podría ser la respuesta alemana a Stranger Things: una aventura gráfica clásica, con sus (preciosos) decorados hechos completamente a mano, que nos lanza a un pueblecillo alemán a finales de los años 60. Sí, en plena Guerra Fría. Nuestro protagonista será un estudiante de doctorado estadounidense (de raíces germanas) que ha ganado un premio para visitar el pueblo que da nombre al juego, y claro, una vez allí empezará a darse cuenta de que igual no fue un premio azaroso y que varias de sus anotaciones de Física han desaparecido.

Quién: Btf

Dónde: Windows, Mc, Linux, Xbox One, PS$, Switch

Cuándo: 2019

Proyectos relacionados

Send this to a friend