Desde Irlanda del Norte, Blackstaff Games ha trabajado en un citybuilder que ha encontrado la forma de salirse de los clasiquísimos estándares del juego: ha bastado con darle carácter literal a la metáfora de que la ciudad está viva. Así, aquí tendremos que hacernos cargo de desarrollar nuestro pueblo a la vez que cuidamos a unos edificios que respiran, que necesitan sustengo para existir y que pueden quedarse abandonados (y muertos) si no les hacemos el suficiente caso. Las necesidades de la ciudad, ahora más que nunca, deberán ser atendidas entendiéndose como parte de la vida que alberga y que incluye a sus construcciones.

Quién: Blackstaff Games

Dónde: Windows

Cuándo: 2020

Proyectos relacionados

Send this to a friend